19
Mié, Ene

Por: Cortesía

Cultura

Indonesia elimina la humillante ´Prueba de virginidad´que exigía a las mujeres para entrar al ejército

Las mujeres que aspiren a formar parte de la milicia en Indonesia ya no tendrán que pasar el proceso doloroso de la ‘prueba de virginidad’.

Por primera vez en la historia, los filtros fisiológicos que impondrá el ejército en Indonesia no considerarán la prueba de virginidad para las soldadas. Por el contrario, según un comunicado los altos comandos de la armada, sólo serán un referente para evaluar la salud física de las mujeres que se enlisten para defender al país.

Más allá del himen

Este proceso de selección no escondió su matiz machista por décadas. Por el contrario, según la BBC, las mujeres que quisieran ingresar a “cualquiera de las ramas de su ejército” debían de tener una prueba de virginidad. El examen consistía en introducir varios dedos a la vagina para comprobar que el himen estaba ahí, intacto, como si el tejido fuera el referente universal para medir el contacto sexual entre dos personas.

Si las aspirantes ‘fallaban’, no podrían ingresar a las fuerzas armadas de Indonesia. Este rechazo sería terminante, y marcaría el punto final de su carrera militar. En algunos casos, este requisito también cubría a las prometidas de ofíciales ya inscritos, que deberían de pasar la prueba antes de contraer matrimonio.

Aunque hay mujeres que nacen sin himen, y hay ocasiones que la actividad física lo rompe, éste era un requisito oficial para la milicia. Era uno de los puntos clave que cubría un examen médico más amplio, al que se somete a todos los candidatos, independientemente de su género. Sólo las reclutas tenían que pasar la prueba de virginidad.

Un alto en seco a la discriminación y el abuso

El examen ginecológico ya no incluirá la prueba de virginidad de ahora en adelante. Éste es el resultado de varios años de trabajo, en colaboración con organizaciones defensoras de los derechos humanos. Varias de ellas denunciaron este procedimiento como “abusivo y discriminatorio“.

Además de ser calificado como un proceso, la Organización Mundial de la Salud determinó hace 7 años que esta prueba no tiene validez científica alguna. El himen no guarda ninguna relación con la actividad sexual de las mujeres. Más aún, ‘virginidad’ no es considerado ni siquiera un término médico. Que las mujeres tengan o carezcan de himen no inhibe ni obstaculiza su capacidad de desarrollo militar.

Conocida anteriormente como la “prueba de dos dedos“, finalmente se vetó del proceso de selección para las futuras soldadas indonesias. La decisión se tomó porque se reconoció como una forma de violencia de género muy invasiva para la privacidad de las aspirantes. La restricción se implementará, después de muchos esfuerzos, a partir de esta semana.

MUY INTERESANTE.

 

Temas relacionados: