05
Dom, Dic

Por: Cortesía

Cultura

¿La humanidad podría evolucionar a dos especies diferentes en el futuro?

Según científicos europeos, es completamente posible que el ser humano del futuro evolucione a dos especies diferentes.

Una de las grandes certezas de la historia natural es que el ser humano ha evolucionado a diferentes especies a lo largo de la historia. También se sabe que los humanos actuales provenimos de cuatro especies diferentes, incluyendo una población que aún está por ser definida. Sin embargo, una duda permanece en la mente de muchos: ¿podrá el ser humano del futuro evolucionar a otras especies? La respuesta, según científicos europeos, es sí… pero no tan fácilmente.

¿El ser humano del futuro podría evolucionar a dos especies?

De acuerdo con un grupo de académicos consultados por la revista NewScientist, es completamente posible que el ser humano del futuro evolucione a dos especies. Pero, para que esto suceda, tendrían que conjugarse muchos factores, desde un cambio en la genética motivada por el aislamiento hasta una posible expansión más allá de nuestro planeta.

Una de las formas en las que se podría propiciar una evolución hacia nuevas especies es si se mantiene aislada a una parte de la población por un tiempo determinado. Esto podría dar paso a que se realice un cambio genético que permitiría la formación de una nueva especie. Claro que hay que considerar que se necesitaría de mucho tiempo –quizá miles de años– para que esto siquiera se convierta en una posibilidad.

El surgimiento de una nueva especie también podría materializarse una vez que el ser humano abandone la Tierra para nunca volver: Esta separación aseguraría una divergencia en el código genético y la formación de una nueva especie humana, solo si la población apartada sobrevive lo suficiente.

¿Qué podría frenar la evolución de la humanidad?

Desafortunadamente, no toda la comunidad científica concuerda en sus predicciones sobre el futuro del ser humano.

Por ejemplo, algunos científicos han tomado como referencia nuestra propia evolución para trazar posibles caminos que permitan el desarrollo de nuevas especies humanas. Estos no parecen inclinarse hacia las posibilidades previamente trazadas. Incluso si los seres humanos logramos realizar viajes interestelares, la permanencia única de nuestra especie parece estar garantizada por muchos años.

Otros de los factores que impedirían el surgimiento de una o más especies nuevas es el cambio que la tecnología, la medicina y el medio ambiente se ha experimentado en los últimos miles de años. Esta diferencia notable en el entorno contemporáneo y futuro hace imposible que la evolución sea similar a la que estableció al Homo sapiens como la especie dominante en el planeta.

MUY INTERESANTE.

 

Temas relacionados: