NASA: La Antártida pierde un 20% de su nieve estacional en pocos días.

Foto: Cortesía

Cultura

Donde había una capa de hielo blanca, ahora hay manchas marrones de tierra. El Earth Observatory de la NASA compartió un par de imágenes satelitales que muestran a la Antártida derritiéndose en su día más caluroso.  

El 6 de febrero de 2020, las estaciones meteorológicas capturaron la temperatura más alta registrada en la Antártida.

Los termómetros en la Base Esperanza en el extremo norte de la Península Antártica alcanzaron 18.3° C, alrededor de la misma temperatura que Los Ángeles ese día, informaron.

El hechizo cálido causó derretimiento generalizado en los glaciares cercanos.

Las temperaturas cálidas llegaron el 5 de febrero y continuaron hasta el 13 de febrero de 2020. Las imágenes de arriba muestran la fusión en la capa de hielo de Eagle Island y fueron adquiridas por Operational Land Imager (OLI) en Landsat 8 el 4 de febrero y el 13 de febrero de 2020.

Entre las dos imágenes, una cantidad significativa de hielo glacial de la isla desapareció, revelando enormes franjas de la roca marrón estéril debajo.

DERRETIMIENTO DE GLACIARES REVELA CINCO NUEVAS ISLAS EN EL ÁRTICO

De acuerdo con el glaciólogo Mauri Pelto, profesor de ciencias ambientales en el Nichols College de Massachusetts, la isla perdió alrededor del 20% de su acumulación de nieve estacional en solo unos días.

«Ves este tipo de eventos de derretimiento en Alaska y Groelandia, pero no usualmente en la antártida», Dijo Pelto de la NASA.

La isla «experimentó un derretimiento máximo», alrededor de 1 pulgada (2.54 cm) el día del registro de calor reportado, lo que llevó a una pérdida de 4 pulgadas (10.16 cm) en total en 10 días, dijo la NASA en un comunicado.

Debido a que el calentamiento reciente duró más de una semana, dicen los investigadores se quedan con una pregunta preocupante: «¿Estamos comenzando a ver que estos eventos cálidos también duran más que antes?»

La respuesta a eso, dice Alexandra Isern, jefa de ciencias antárticas de la National Science Foundation, podría tener impactos de gran alcance para el área, incluida la posibilidad de que nuevas especies invasoras puedan establecerse en la Antártida si su clima se vuelve más indulgente.

Isern está de acuerdo con la evaluación de la NASA de que una serie de condiciones climáticas se combinaron para crear temperaturas inusualmente altas en el punto norte de la Antártida.

«Típicamente, la península está protegida de las masas de aire cálido por los vientos del oeste del hemisferio sur , una banda de fuertes vientos que rodean el continente», dijo la NASA en su comunicado.

Agregó: «Sin embargo, los vientos del oeste estaban debilitados, lo que permitió que el aire cálido extratropical cruzara el Océano Austral y llegara a la capa de hielo. Las temperaturas de la superficie del mar en el área también fueron más altas que el promedio en aproximadamente 2-3 ° C».

La tarea ahora, expresó Isern, es determinar si esos factores crearon una anomalía o si sugieren un nuevo patrón.

Muy Interesante. 

 

Temas relacionados: