19
Vie, Ago

Por: Cortesía

¿Por qué la NASA quiere recuperar unos polvos de la luna y unas cucarachas?

La NASA argumenta que el material pertenece al gobierno de los Estados Unidos y que por ello no se puede lucrar con él.

Cuando los seres humanos alcanzaron la luna por primera vez en la misión Apolo 11, los involucrados (Neil Armstrong, Buzz Aldrin y Michael Collins), recolectaron unos 21,3 kilogramos de roca lunar.

De ellos, 2 kilos se enviaron a científicos de la Universidad de Minnesota (UM), en específico al Laboratorio de Recepción Lunar. Ahí, un grupo de investigadores hizo pruebas para ver cómo la exposición al polvo afectaba a los insectos, vida acuática y algunos microbios.

En esas pruebas, los investigadores dieron de comer polvo lunar a cucarachas para saber si la roca lunar podía contener algún patógeno que pudiera poner en riesgo la vida terrestre.

La encargada de hacer esas pruebas fue la entomóloga Marion Brooks. Según un artículo publicado el 6 de octubre de 1969 en el Minneapolis Tribune, Brooks alimentó a las cucarachas con una “dieta mitad y mitad [consistente en] alimentos regulares mezclados con una cantidad igual de suelo lunar gris carbón”.

Brooks murió en 2007 y en algún momento confesó que en su estudio no había encontrado nada nocivo para los insectos.

De los laboratorios hasta una casa de subastas

Las muestras llegaron hasta las manos de una casa de subastas ubicada en Boston, RR Auction, que pretendía subastar todo ese material, el cual incluye un vial de 40 miligramos de polvo lunar y tres cadáveres de cucarachas, por al menos 400.000 dólares.

Sin embargo, la idea se vino abajo cuando la NASA reclamó como suyo dicho material, según informa The Washington Post. La agencia espacial dice que no se puede vender material que tiene fines científicos y que pertenece al gobierno federal.

The Washington Post informa que la persona que puso a subasta el lote lo hizo de manera anónima.

“Hemos trabajado antes con la NASA y siempre hemos cooperado con el gobierno de los EE.UU. cuando reclaman artículos”, señaló Mark Zaid, abogado de RR Auction, al diario estadounidense.

“Queremos actuar de manera apropiada y legal”, subrayó. RR Auction aún conserva el lote, pero está en conversaciones con la NASA para su devolución.

MUY INTERESANTE.

 

Temas relacionados: