17
Lun, Ene

Por: Cortesía

Cultura

Por qué las parejas se hablan con voz de ´bebé´según la ciencia

Las parejas no sólo utilizan la ‘voz de bebé’ para mostrarse afecto. Este comportamiento les ayuda a formar espacios de intimidad más sólidos.

Es común que, cuando los adultos interactúan con recién nacidos o niños muy pequeños, hagan su tono de voz más agudo, más suave y repitan las mismas palabras varias veces. Hasta cierto punto, es tierno. Sin embargo, cuando una pareja habla con ‘voz de bebé’ entre sí, más allá de resultar ligeramente molesto para los demás, raya en lo ridículo.

Aún así, este fenómeno se presenta ampliamente entre parejas de todas las edades. Al respecto, Ramesh Kaipa, profesor de ciencias y trastornos de la comunicación de la Universidad Estatal de Oklahoma, estas vocalizaciones afirman los lazos afectivos entre dos personas que se quieren románticamente. Así funciona.

Un espacio fuera del resto del mundo

Sin importar el idioma que se hable, las personas tienden a hablar con ‘voz de bebé’ a los niños pequeños. De acuerdo con un estudio publicado en Scientific American, este tono de voz activa los neurotransmisores de los bebés, de manera que su aprendizaje se estimula desde las primeras semanas de vida. En el caso de las parejas de adolescentes y adultos, sin embargo, no es el caso.

Por el contraio, explica Kaipa, este comportamiento está relacionado a mostrar cariño a la otra persona. Por medio de la voz, las parejas utilizan la ‘voz de bebé’ para mostrarse señales de afecto inconscientes:

“[…] los comportamientos vocales específicos indican afecto”, escribe el experto paraThe Conversation. “Estos incluyen el uso de un tono alto, una entonación exagerada y una voz suave, rasgos que coinciden con la forma en que la mayoría de las personas les habla a los bebés”.

Sin embargo, ésta no es la única razón por la que las parejas se hablan con ‘voz de bebé’ entre sí. El fenómeno es todavía más profundo, explica el experto. Según su experiencia, ésta es una manera de generar un espacio único para ellos dos, en los que nadie más participa.

Por medio de “un paisaje lingüístico especial“, como él lo nombra, se genera una división del resto del mundo. De esta manera, las parejas se pueden expresar más libremente, sin el peso de “las complejidades y costumbres de las conversaciones rutinarias de adultos”.

Por ello, aunque pueda parecer extraño o molesto hacia el exterior, tener este tipo de rituales íntimos es importante para formar relaciones sólidas. “Es un sello distintivo de la humanidad”, concluye Kaipa.

MUY INTERESANTE.

 

Temas relacionados: