Tratamiento experimental elimina el VIH del cuerpo de un paciente con antirretrovirales

Foto: Cortesía

Cultura

En un hecho inédito para la medicina, un brasileño de 34 años resultó libre de VIH después de tomar un tratamiento experimental y de que las pruebas de anticuerpos para detectar el virus resultaran negativas en distintas ocasiones.

El estudio liderado por la Universidad Federal de Sao Paulo, es el primero en lograr eliminar el VIH con medicamentos. El tratamiento se basó en terapia antirretroviral, a la que se sumaron antirretrovirales secundarios, auranofina y nicotinamida, una forma de vitamina B3.

Aunque existen tres casos documentados de pacientes que lograron eliminar el VIH de su organismo, se trata de un escenario particular, en el que los tres recibieron un trasplante de médula ósea para tratar algún cáncer hematológico, cuyos donantes poseían una mutación genética que dificulta la entrada del virus a las células CD4.

El paciente cuyo estado de salud se considera de remisión a largo plazo, fue detectado con VIH en 2012 y desde entonces recibe tratamiento antirretroviral.

El cóctel de medicamentos durante el estudio fue suministrado durante 48 semanas y desde entonces, el brasileño de 34 años lleva 17 meses sin rastro del virus en la sangre.

NO SE TRATA DE UNA CURA DEFINITIVA, SINO DE UN PASO EN LA BÚSQUEDA

A pesar de que los resultados son positivos, Andrea Savarino, médico del Instituto de Salud de Italia y colíder del estudio, indicó que se trata de un caso preliminar y que es “altamente probable que el resultado no sea reproducible”, toda vez que otros cuatro pacientes que recibieron el mismo tratamiento no lograron la eliminación del VIH de su organismo.

El VIH fue descubierto en 1983 y desde entonces, la ciencia trabaja en busca de un tratamiento eficaz para evitar su replicación en el organismo. Cuatro años más tarde surgió el primer antirretroviral con la intención de ralentizar los estragos del virus en el cuerpo humano.

El objetivo de los tratamientos actuales contra el VIH es mantener su replicación a raya y lograr la supresión viral, es decir, un estado en el que el virus resulta indetectable en la sangre (aunque se mantiene en concentraciones mínimas).

La supresión viral evita que el virus afecte al sistema inmune y destruya los linfocitos CD4, glóbulos blancos encargados de combatir infecciones, cuyo conteo disminuye si la enfermedad avanza hasta desarrollar síndrome de inmunodeficiencia adquirida (SIDA). 

En la actualidad, el conocimiento cada vez mayor sobre el funcionamiento del VIH y el avance en la medicina, han permitido crear antirretrovirales efectivos que atenúan el avance del virus y ofrecen una alta calidad de vida a las personas seropositivas. No obstante, avances como el anterior acercan cada vez más al desarrollo de una cura definitiva.

Muy Interesante. 

 

 

Temas relacionados: