Antonio Soto, de jugar en Neza a ser promesa del Puebla

Foto: Cortesía

Deportes

Puebla. - En 2018, Nezahualcóyotl fue calificado como uno de los peores lugares para vivir según la Encuesta Ciudades Más Habitables. Pero de ese municipio del estado de México surgió el que es una de las promesas del Puebla de la Franja, Antonio Soto.

En ese mismo año, el mediocampista de 18 años llegó a la cantera de los camoteros para unirse a la filial sub 17 y desde entonces no ha parado de crecer, convirtiéndose en seleccionado nacional e incluso debutando con el primer equipo en la Copa Mx del Clausura 2019.

Por medio de su cuenta de Twitter, la institución poblana publicó un texto titulado ‘historia de la cantera’ en la que cuenta cómo llegó el nezahualcoyotlense a vestir la enfranjada, en parte gracias a Eduardo Arce, exjugador camotero y que dirigía las divisiones menores de la institución.

"Gracias a Dios tuve de inmediato una prueba para formar parte del Toluca. Me quedé y esos fueron mis primeros pasos como profesional. Estuve años en el club, conocí a gente buena que proyectó mi carrera futbolística, en especial el profesor Eduardo Arce. Salí del Toluca y el Puebla me abre sus puertas, ahí me reencuentro con el profesor Arce quien nuevamente me deposita su confianza, mi primer torneo fue fantástico, acabé siendo capitán de la categoría Sub 17", declaró el futbolista.

Dotado de gran visión de juego, habilidoso para la recuperación del balón y anticiparse mucho al rival, Soto le llenó el ojo al cuerpo técnico que por entonces dirigía José Luis Sánchez Solá, para ponerlo de titular en un duelo de Copa ante Bravos de Juárez, partido que le sirvió para cumplir un sueño.

“Empezó el encuentro y vi al niño que empezó su sueño en Neza, también vi cómo se daba cuenta de que, el muchacho en el que se convirtió, estaba cumpliendo su sueño”, refirió.

 

Temas relacionados: