El empate de último minuto ante Cruz Azul, fue un golpe duro para el Puebla

Foto: Cortesía

Deportes

Adoloridos están en el Puebla tras el empate de último minuto que sufrieron el viernes pasado ante Cruz Azul en el estadio Cuauhtémoc, lo cual les impidió permanecer como líderes generales de la clasificación y acabar con la racha de los celestes de cinco juegos ganando.

Al menos así lo aceptó Salvador Reyes, elemento de los camoteros, quien, en rueda de prensa, dijo que hasta antes de la anotación de Orbelín Pineda al minuto 91, tenían la sensación de poder llevarse los tres puntos.

“Fue un duro golpe porque estuvimos con la sensación de que podíamos ganar el partido porque estuvimos a escasos cuatro minutos, pero hay que decirlo, Cruz Azul tiene un gran equipo, fueron arriba, buscaron el resultado y bueno, son cosas del futbol”.

El nacido en Taxco, Guerrero, quiso cambiar de página y apuntar hacia Chivas que será el próximo rival de los enfranjados, equipo al que espera en su mejor versión, a pesar del titubeante inicio que ha tenido en el torneo Guard1anes 2020.

“El equipo viene bien, hemos sacado puntos, ya sea de visita o de local, lo importante es seguir sumando, y esperamos al mejor Chivas este fin de semana ya que ellos han perdido uno de sus encuentros y un empate, y van a ir en busca de la victoria a como dé lugar, entonces va a estar en nuestras manos el manejar el partido”.

Para cerrar, el de 22 años subrayó el trajín que tendrá el plantel en los próximos días en los que deberán encarar tres partidos en siete días, recordando que el sábado 8 visitan a Chivas para el martes 11 medirse a Tigres en Monterrey y cerrar el viernes 14 en el Cuauhtémoc ante Pachuca.

“El profe (Juan Reynoso) nos dijo desde un principio que se venían muchos partidos seguidos, que iba haber muchas cargas y que todos debíamos estar al cien por ciento porque es obvio que en cualquier momento se va ocupar a cualquier jugador”.

 

Temas relacionados: