Puebla ni las manos metió ante Monterrey

Foto: Cortesía

Deportes

Poblanos y Rayados llegaron a esta jornada 14 en busca de tres puntos vitales para seguir firmes con el objetivo de entrar a la liguilla, aunque claro está que para poder lograrlo ambos tendrán que afrontar seguramente la reclasificación.


Lo que pocos esperaban es que Aké Loba tuviera participación en este encuentro, pues los informes indicaban que una molestia lo alejaría de las canchas para este compromiso, siendo desde el minuto uno un jugador que demostraría esas ganas de quererse llevar la victoria.


La insistencia de la pandilla tuvo frutos de manera muy temprana, pues a los casi 5 minutos de tiempo corrido el silbante marco una pena máxima la cual le fue informada por el VAR. El encargado de poner adelante al club regiomontano fue “Nico” Sánchez, quien mandó a guardar la pelota con un disparo raso engañando por completo a Vikonis quien realizo un lance al lado contrario del disparo.


Monterrey luego del gol siguió insistiendo en la portería resguardada por Vikonis, sofocando por completo a su rival dejándolo sin posibilidad de respuesta, logrando encontrar una oportunidad más al minuto 33 cuando Aké Loba rematara en los linderos del área chica una gran diagonal de Gallardo, aumentando así la ventaja a dos goles por cero.


El término del primer tiempo y el arranque del segundo no variaron en lo más mínimo, pues el equipo dirigido por el Turco Mohamed no aflojo un solo instante y lo reflejo en el marcador apenas a los 5 minutos de la parte complementaria, cuando Rogelio Funes Mori aprovechara un buen balón filtrado entre los centrales camoteros y amagara en el área grande quitándose a Vikonis y Perg, quedando completamente solo y anotando el tercero de la cuenta, si bien el gol en primera instancia fue anulado por un fuera de lugar, el VAR rectifico la anotación instantes después.


El despertar del equipo camotero vendría al minuto 55 cuando Pablo González sacara un potente disparo de media distancia el cual salió apenas a un lado de la portería resguardad por Hugo González.


Posteriormente un acercamiento más del equipo poblano terminaría siendo el único gol en su cuenta, pues Tabo fue derribado en el área al minuto 65, siendo marcada la pena máxima que convertiría en gol Santiago Ormeño, jugador que entraría de cambio en el segundo tiempo.

Resumen


Posterior a ese gol, los Rayados apretaron para conseguir el cuarto gol que pusiera punto final a este partido, pero las imprecisiones en el último cuarto de chancha fueron las que impidieron que esto pasara y el juego terminara con n un 3-1 que de igual forma sirve mucho a un equipo regio que aún mantiene la esperanza de poder colarse dentro los mejores cuatro y no tener que jugar la reclasificación.

 

Temas relacionados: