Sexo servidoras solicitan apoyo por falta de clientes debido a Covid-19

Foto: Cortesía

Estados

En tiempos de coronavirus la sana distancia no es aplicable para quienes encuentran precisamente en el contacto la forma de ganarse la vida.

Es el caso de las trabajadoras sexuales, quienes también han sufrido el golpe de la pandemia en sus ingresos y encuentran en su necesidad el valor para salir a las calles aún con el riesgo de contagiarse con el Covid-19.

Un promedio de 300 sexoservidoras y mujeres trans, que trabajan en zonas de la Ciudad de México, como La Merced, participaron en reuniones con la organización Brigada Callejera de Apoyo a la Mujer, cuyos dirigentes se entrevistaron con la secretaria de Gobierno capitalina, Rosa Icela Rodríguez, a quien solicitaron ayuda para ese sector ante la contingencia sanitaria.

Brigada Callejera, con más de 20 años de labor social, jurídica y médica para grupos vulnerables, se reunió con grupos de “no asalariados” para ofrecerles ayuda; pero se percataron que no era insuficiente y solicitaron apoyo oficial, pues las sexoservidoras ya resienten la crisis provocada por el Covid 19, sobre todo las mujeres de la tercera edad.

Este lunes tuvieron la segunda reunión para afinar detalles, pues el viernes pasado, de acuerdo con Elvira Madrid Romero, directora de Brigada Callejera, solicitaron alimentos no perecederos, medicamentos y “una pequeña ayuda económica” para las afectadas.

Las favorecidas son “no asalariadas”. Entre éstas hay algunas que padecen enfermedades crónicas, según Madrid Romero, quien dijo que, en la primera reunión, donde estuvieron otros funcionarios capitalinos, además de Rodríguez, acordaron la posibilidad de que se entreguen seguros de desempleo a trabajadoras sexuales registradas, “o en trámite”.

En la segunda reunión de este lunes reafirmaron una serie de puntos; sobresale el que funcionarios públicos visiten a trabajadoras sexuales para informarles que tendrán acceso a recursos durante seis meses, de manera directa, sin intermediarios. También entregarán despensas para las “más necesitadas”, de acuerdo al censo realizado por Brigada Callejera, y buscarán el inmueble en el que puedan pasar la cuarentena en caso de resultar afectadas por la enfermedad.

 

Temas relacionados: