07
Mar, Dic

Por: Cortesía

Internacional

¿Cuáles son los 10 delitos de los que se acusa a Bolsonaro en su gestión del Covid?

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, es acusado de 10 delitos en su gestión de la pandemia de coronavirus. 

La Comisión Parlamentaria de Investigación (CPI) así lo señala en su informe, presentado hoy y que aún debe ser votado el 26 de octubre, en el que acusa al gobierno de haber expuesto “deliberadamente” a los brasileños “al riesgo de infección en masa”, por lo que pide inculpar a Bolsonaro y a otras 67 personas, incluyendo sus hijos Carlos, Flavio y Eduardo.

Estos son los 10 delitos de que se acusa al presidente:

1.Crímenes contra la humanidad, en las modalidades de exterminio, persecución y otros actos inhumanos. La acusación se basa en dos artículos del Tratado de Roma: uno que trata del “acto inhumano que afecte gravemente a la integridad o a la salud física” y otro que habla del “exterminio y persecución” de los pueblos indígenas.

En el primer punto, el informe señala que “se utilizaron seres humanos como conejillos de indias” en “investigaciones fraudulentas” de medicamentos del llamado tratamiento precoz, que fueron propagadas por el presidente. “Manaos se ha convertido en un laboratorio humano”, dice el texto. 

En el segundo, señala que hubo por parte del presidente un “ataque sistemático” dirigido contra la población indígena a través de “medidas concretas y omisiones” que resultaron en la muerte de indígenas.

El senador Renan Calheiros, encargado de elaborar el informe, acordó retirar la acusación de genocidio contra la población indígena, y el delito de homicidio. pero mantuvo los crímenes de lesa humanidad.

Afirmó que “toda la población fue sometida a los efectos de la pandemia, con la intención de lograr la inmunidad de rebaño por contagio y salvar la economía, lo que configura un ataque generalizado y sistemático en el que el gobierno intentó conscientemente propagar la enfermedad”.

Calheiros explicó que “se quitó el delito de homicidio… aprovechamos para agravarlo a crímenes de lesa humanidad, con pena de hasta 30 años”.

2) Prevaricación. Bolsonaro es acusado de haber incurrido en omisión cuando fue advertido por el diputado Luis Miranda (DEM-DF) sobre un supuesto esquema de corrupción montado en el Ministerio de Salud para desviar dinero de la compra de vacunas. El presidente fue informado del caso el 20 de marzo, pero la Policía Federal no abrió una investigación sobre la acusación hasta el 30 de junio. 

3) Charlatanería. El informe cita las diversas declaraciones y publicaciones del presidente en el sentido de que medicamentos de probada ineficacia, como la cloroquina, curaban al 100% el Covid-19, contradiciendo gran parte de los estudios de la comunidad científica de Brasil y del mundo.

4) Incitación al delito. Bolsonaro es señalado por "difundir noticias falsas" que "animaban" a los brasileños a infringir las medidas sanitarias, como no llevar mascarillas en lugares públicos y no vacunarse.

5) Epidemia con muerte. El presidente es acusado de haber expuesto “deliberadamente a la población al riesgo concreto de infección en masa”, con el objetivo de lograr la “inmunidad de rebaño”.

6) Infracción de medida sanitaria preventiva, por no haber promovido medidas sanitarias como distanciamiento, o uso de cubrebocas, para ayudar a contener la pandemia.

7) Falsificación de documento privado.

8) Uso irregular de fondos públicos.

9) Violación a los artículos 7 (violación del derecho social) y 9 (incompatibilidad con la dignidad, el honor y el decoro del cargo.

10) Delitos de responsabilidad.

Es la primera vez en la historia de Brasil que un presidente es acusado de tantos delitos en una comisión de investigación parlamentaria. La CPI no tiene el poder de hacer denuncias formales, pero su informe, de ser avalado la próxima semana, será enviado a diferentes órganos que pueden proseguir las investigaciones y formular cargos, como la Fiscalía General, el Tribunal de Cuentas o una corte internacional.  

 

Temas relacionados: