04
Lun, Jul

Por: Cortesía

Internacional

Este viernes Ucrania elevó a cerca de 30 mil el número de militares rusos muertos desde el inicio de la invasión

Las Fuerzas Armadas de Ucrania han elevado este viernes a cerca de 30.000 el número de militares rusos muertos desde el inicio de la invasión lanzada el 24 de febrero, un balance que incluye el fallecimiento de 150 durante el último día de combates.

El Estado Mayor del Ejército de Ucrania ha manifestado en un mensaje publicado en su cuenta en la red social Facebook que hasta ahora han sido destruidos 1.322 carros de combate, 623 sistemas de artillería y 201 lanzacohetes múltiples autopropulsados y blindados.

Asimismo, ha indicado que también han sido destruidos 206 aviones, 170 helicópteros, 93 sistemas de defensa antiaérea, 2.226 vehículos y tanques de combustible, trece embarcaciones y 503 drones, mientras que han sido derribados 115 misiles de crucero.

“El enemigo ruso sufrió las mayores pérdidas durante el último día en la dirección de Avdiivka”, ha señalado, antes de agregar que “los datos están siendo actualizados. “Golpeen al ocupante. Ganemos juntos. Nuestra fuerza está en la verdad”, ha reseñado.

Por otra parte, ha indicado en su balance diario de operaciones que “no hay cambios significativos en la actividad de las unidades de las Fuerzas Armadas de Bielorrusia en las áreas de Volin y Polissia” y ha confirmado “medidas para fortalecer la protección de la frontera con Bielorrusia”.

“El enemigo sigue adoptando medidas para fortalecer la cobertura de la frontera entre Ucrania y Rusia en las regiones de Briansk y Kursk”, ha puntualizado, al tiempo que ha recalcado que los “principales esfuerzos” de las fuerzas rusas en la zona de Kharkiv “están centrados en mantener las posiciones ocupadas”.

En esta línea, ha detallado que “en dirección a Sloviansk, los ocupantes rusos siguen atacando con artillería las posiciones de las tropas (ucranianas), retomando su ofensiva”, mientras que siguen llevando a cabo “operaciones ofensivas activas” en la dirección de Donetsk.

“El enemigo está intentando lograr éxitos en la dirección a Bajmut, cortando las rutas de suministro y aislando a nuestras unidades de las fuerzas principales”, ha dicho, antes de señalar que las tropas rusas intentan también irrumpir en la ciudad de Liman”.

Por último, ha afirmado que “el enemigo ruso sigue aplicando medidas para mantener el control del territorio de la región de Kherson” y ha denunciado que “en el mar Negro y en el mar de Azov, los grupos navales enemigos siguen bloqueando la navegación civil”.