19
Dom, Sep

Por: Cortesía

Artículo

Estos Hábitos De Todos Los Días Podrían Dañar Tus Riñones

Según la Fundación Nacional del Riñón, la enfermedad de riñones mata a más de 90 mil estadounidenses por año. Esta es una cifra mayor que el cáncer de seno o de próstata. Si quieres vivir más tiempo, una vida saludable, necesitas cuidar de tus riñones. Tus hábitos diarios podrían evitarle el lograr ello.

Nunca es tarde para deshacerte de esos hábitos. Simplemente modifica tu dieta, los suplementos y el dormir puede prevenir que te enfermes de tus riñones en el futuro. Los nuevos hábitos también puede prevenirte de enfermedades como la diabetes. Por el bienestar de tus riñones, modifica esos hábitos diarios.

 

Usa hierbas en lugar de sal

Comer de manera excesiva cantidades de sal puede desbalancear tu sangre, lo que provoca que tus riñones sufran al trasladar el agua. Según una investigación de 2018 del Diario de Hypertensión clínica, esto podría llevar a una enfermedad de riñón. Desafortunadamente, muchas dietas occidentales tienden a excederse en la sal.

El Departamento de Agricultura de los Estados Unidos recomienda a las personas que limiten la sal a una cucharada pequeña por día, o 2,300 mg. Esto es 1/3 menos de lo que actualmente consumen las personas. Esté atento a las comidas pre-cocidas con altos grados de sodio y comidas procesadas que son una manera de dañar tus riñones.

 

No tomes tantas pastillas para el dolor

Según un estudio del New England Journal of Medicine, el uso indiscriminado de las pastillas para el dolor como el Tylenol llevó a 5 mil casos de fallas en los riñones en los Estados Unidos a cada año. ¿Pero cómo saber cuánto es mucho? Los investigadores notaron que el momento más peligroso para tomar analgésicos es después del ayuno. Si toma analgésicos con alimentos ocasionalmente para un dolor de cabeza, debería estar bien.

Según el profesor médico de Stanford, Dr. Grant Lipman, las pastillas contra el dolor decrecen el flujo de sangre a los riñones. En el tiempo, ésto podría llevar a problemas serios de tensión en los riñones. El Dr. Lipman sostiene que uno de cinco corredores de maratón desarrollan riesgo a un daño de riñón.

 

Cuídate cuando te enfermas

El Centro para el Control de Enfermedades estima que la mayoría de las personas tiene entre dos o tres resfriados al año. A pesar que esta enfermedad común es molesta, no la ignores. El mayor tiempo que estés enfermo, más anticuerpos producirá tu sistema. Con el pasar del tiempo, estos anticuerpos inflamarán tus riñones.

No seas uno del 72% de los americanos que van al trabajo estando enfermos. Ten cuidado con las infecciones bacterianas como el estreptococo en la garganta y los oídos, porque tienen el mayor riesgo de forzar los riñones. Cuídate para recuperarte lo antes posible.

 

No te aguantes

Ya lo creas o no, el aguantar la orina es una causa primordial de problemas en los riñones. El Dr. Cheamandeep Bali del Toronto Naturophatic Health Clinic le mencionó al Huffington Post que ignorar la llamada de la naturaleza puede causar problemas en la salud. El mayor tiempo que la orina se mantiene en tu cuerpo, mayor cantidad de bacterias produce. Cuando la bacteria viaja a tus riñones, estás en problemas sostiene el Dr. Bali.

El urólogo Mark Gordon comenta que la mayoría de las personas utiliza la habitación del baño de 8 a 10 veces por día. En ocasiones debes mantener la orina, pero no lo tomes como una rutina. Si tienes que ir, debes ir.

 

El peligro de las comidas procesadas

Para mantenerlas frescas durante más tiempo, las comidas procesadas usualmente contendrán grandes cantidades de sodio, lo cual dañará tus riñones. Pero ese no es el único nutriente que hace mal en la comida procesada según NEPHCURE Kidney International. Otros culpables son el potasio y el fósforo.

Mientras que los riñones usualmente filtran suficientes niveles de potasio, demasiado de éste puede provocar tensión en tus riñones. Lo mismo ocurre con el fósforo. Las personas debilitarán sus riñones con el potasio o el fósforo si se consume demasiado. Si comes comida procesada de manera no habitual, no tendrás este problema.

 

Manténgase alejado de las sodas

A diferencia de otras bebidas, la soda no te provee de nustrientes, al igual que el azúcar. Una soda típica de 12 onzas tiene mucho azúcar tanto como tres donuts y media. Los investigadores coinciden en que tomar dos o más sodas por día dobla el riesgo de enfermedad de riñones.

Y no es sólo azúcar. En 2007, los investigadores notaron que la gaseosa de cola incrementa el riesgo de riñón debido a su ácido fosfórico. Este ácido amenaza con desordenar la mutación de genes y dañar tus riñones con el pasar del tiempo. Limitar la bebida soda un día mejorará tu salud. Mejor aún, restringe las sodas a una vez a la semana.

 

Cuando te quedas despierto por las noches tu riñón trabaja de más

En el 2016, los investigadores de la Universidad de Chicago vincularon la falta de sueño con un gran riesgo de enfermedad de riñón. Los participantes que durmieron unas 6.5 horas por noche tenían un 19% de chances más de fallas en su riñón. La razón es que tu ciclo de dormir te dice cuando los riñones tienen que trabajar y cuando descansar.

 

Mantente a raya con tu prescripción

Toma tus medicinad diarias como las tienes prescritas. Aún si te sientes mejor, el parar o pausar tu medicación puede dañar tus riñones. En particular la presión sanguínea y las medicaciones para el dolor pueden dañar tus riñones si las tomas de manera esporádica. Algunas pueden causar un "rebote" y que los pacientes experimenten un ataque al corazón o una falla renal.

Los riñones se benefician de la rutina. Si modificas tu medicamento cada día, complicarás a tu cuerpo. Habla con tu doctor sobre la medicación que puede dañar tus riñones. Algunos antibióticos son una amenaza sustancial para la salud de éstos.

 

¿Estás bebiendo suficiente agua?

Una de las funciones principales de los riñones es el de filtrar agua, por lo que debes mantenerte hidratado. El Consejo Nacional de Hidratación informó que la mayoría de los cálculos renales son el resultado de la deshidratación crónica. Cuando estás deshidratado, tu orina tiene una mayor concentración de minerales. Estos minerales pueden formar cristales dentro de su riñón que se convierten en cálculos.

Según la Fundación Nacional del Riñón, no existe una regla estricta sobre la cantidad de agua que debe beber. El Instituto de Medicina estima nueve tazas al día para mujeres y trece para hombres. Pero la ingesta de agua recomendada varía según la sed que se sienta.

 

Investiga tus suplementos antes de ingerirlos

Si ingieres suplementos o vitaminas de manera diaria, ten cuidado. Las grandes dosis de ciertos suplementos pueden haber sido reportados como dañinos para tus riñones. Una revisión en 2012 hecha por la Sociedad Americana de Nefrología apuntó a las causas principales: arándano, corteza de sauce, aceite de ajenjo, regaliz, geranio y vitamina C.

En particular, las altas dosis de Vitamina C y arándano aumentan el riesgo de cálculos renales. Si tiene una afección preexistente, como diabetes o un trastorno auto-inmune, consulte a su médico antes de tomar suplementos. Incluso los suplementos naturales como la cúrcuma dañarán los riñones si se combinan con ciertos medicamentos.

 

Demasiada carne roja es tóxico

Si bien el ingerir carne roja es una opción saludable en muchos casos, el abusar de ella puede dañar tus riñones con el correr del tiempo. El Journal of the American Society of Nephrology confirmó que la carne es "posiblemente tóxica para los riñones". La razón por la cual aún no está del todo claro es porque los investigadores sugirieron que la carne roja produce demasiado ácido dietético.

Por otro lado, las proteínas basadas en las plantas pueden reparar las enfermedades de riñón. Según esta investigación, el reemplazar un plato de carne a la semana puede hacer decrecer el riesgo de enfermedad de riñón en un 62%. Es un pequeño cambio que podría impactar en tu salud a largo plazo.

 

 

¿Estás ejercitándote de manera correcta?

El ejercicio de manera regular no es sólo para hacer dieta. También contribuye a aquellos que se preocupan por la salud del riñón. La Fundación Nacional del Riñón sostiene que el ejercicio baja la presión de la sangre, aumenta el sueño y refuerza la función muscular. En otras palabras, el ejercicio reduce el riesgo de los factores para la enfermedad de riñones.

No tienes que entrenar duro para ver los beneficios. En un estudio de 2019, las personas con enfermedad de riñón se beneficiaron de 150 minutos de ejercicio moderado a la semana. Eso es un poco más de 20 minutos de caminata, jardinería, baile o ciclismo por día. Además, el ejercicio libera endorfinas que te harán sentir más feliz.

 

Temas relacionados: