07
Mar, Dic

Por: Cortesía

Artículo

¿Que era el Baby’O? Conoce la sede de fiestas entre políticos y de exclusivas fiestas privadas de narcos

El Baby’O, que ayer se consumió por un incendio presuntamente provocado por la delincuencia organizada, vio pasar a grandes políticos y sus familiares, artistas nacionales y extranjeros, e incluso a narcotraficantes desde 1976.

Entre los clientes frecuentes del Baby’O se encontraban los hijos de los expresidentes de México, José López Portillo, Miguel de la Madrid y Carlos Salinas de Gortari, quienes llegaban al lugar con metralletas Uzi, Según contó Carlos García, gerente de la disco acapulqueña.

“Esos hijos de políticos entraban con Uzi quitando cadenas. Me balearon tres veces la entrada. Alcohol, prepotencia, poder: todo se conjugaba”, reveló.

A la disco también solía ir Francisco Durazo Garza,  hijo del “temible” jefe de la Dirección General de Policía y Tránsito, Arturo “El Negro” Durazo.

Así como Mario Moya Palencia, quien empezó a ser cliente del Baby’ O tras ser secretario de Gobernación, aunque sus visitas se hicieron más frecuentes cuando asumió el cargo del Fonatur. Su hijo Mario Moya Ibáñez heredó el gusto por ir a la famosa disco.

Como es sabido, Luis Miguel también era uno de los clientes frecuentes del lugar, quien, al igual que Cristian Castro, Paulina Rubio y Marco Antonio Solis, llegó a echarse sus “palomazos” en la cabina del DJ.

Carlos Slim Domit, hijo del hombre más rico de México -Carlos Slim-, igual llegaba al Baby’O e incluso manejaba las consolas del DJ.

De acuerdo con Eduardo Césarman, fundador del Baby’O, “Jorge Emilio González, “El Niño Verde“; Alfredo del Mazo Maza y “todos los políticos jóvenes de cualquier partido” eran cuates en el Baby’O; se sentaban y brindan juntos.

Y lo mismo los hijos del empresario Ricardo Salinas Pliego y dueño de TV Azteca, Ninfa, Benjamín y Hugo, podían convivir con Emilio Azcárraga Jean, su rival en Televisa.

Dichos “poderosos” no eran los únicos en visitar el Baby’O; en una ocasión, “La Barbie”, Edgar Valdez Villarreal, cerró para él sus amigos la disco ubicada en la costera Miguel Alemán.