04
Sáb, Dic

Por: Cortesía

Artículo

¿Rentas una vivienda?: Conoce los derechos y obligaciones al rentar un inmueble en Puebla

En el marco de la Día Internacional de los Inquilinos, ante la pandemia provocada por el covid-19, para muchas personas fue la pauta para decidir independizarse y rentar un cuarto amueblado, departamento, loft o una casa, dependiendo de sus necesidades y a la situación económica que con la que cuentan, por ello es importante considerar diferentes aspectos como la ubicación, el costo de renta, los servicios, la accesibilidad y la movilidad de la zona.

Para mudarse a un nuevo espacio y una nueva vida se necesita primero de mucha valentía para separarse de la familia cuando se ha vivido y convivido con ella por muchos años e incluso se debe visualizar fuera de su casa para que el cambio de vida y de lugar no sea tan difícil y que este paso no sea después un problema.

Analizar y visitar el lugar

El primer paso es analizar la decisión de cambiar de residencia y valorar lo que se tiene y lo que se quiere tener y las necesidades que tiene para mejorar su calidad de vida o de trabajo.

Las personas deben buscar en plataformas confiables especializadas en el ramo inmobiliario para no llevarse una sorpresa de un fraude sobre del cual pueden ser víctimas al consultar plataformas o sitios de publicidad no confiables.

Una vez que se ha ubicado el espacio idóneo, se debe visitar el lugar de manera física para comprobar que lo publicado coincide con lo real, para dar paso al contrato.

Obligaciones y derechos de los inquilinos

Como inquilino, se adquieren diversas obligaciones y derechos que debe contener un contrato como es:

El contrato se puede firmar por un periodo determinado o no, pero en caso de tener vigencia, el arrendatario deberá cumplir el mismo, pues en caso de no ser así se le aplicará una pena equivalente al 50 por ciento de las rentas que debieron pagarse.

Otra cláusula a cumplir es que todos los arreglos, composturas y reposiciones de cristales que amerite el inmueble arrendado durante la vigencia del contrato serán por cuenta del arrendatario, por lo que se tiene que hacerse responsable de los desperfectos que ocasione.

El inquilino no puede destinar la propiedad para otra función que no sea residencial. Además, si deja de pagar tres meses consecutivos la renta, se intervendrá el inmueble y decomisar las cosas de valor de acuerdo al adeudo.

Se podrá cancelar el contrato por ocurrir en cualquiera de las causales a que se ha hecho referencia, a las que prevé la ley y en su caso por el pago impuntual de las rentas en lugar y tiempos convenidos.

El arrendatario asume la obligación de sujetarse a las normas ecológicas y de desarrollo urbano que señalen las leyes respectivas.

Es importante destacar, que la relación con los vecinos es importante, por ello solo se debe limitar a una relación cordial para no tener conflictos.