23
Vie, Jul

Por: Cortesía

Artículo

¿Son los boomers los nuevos nativos digitales?

Mes a mes, crece el consumo online por parte de personas mayores a 45 años, y crecen la cantidad de horas de conexión a red, y su importancia en el ecommerce. Conoce aquí más de esta tendencia mundial, y que está ocurriendo en México.

Si la digitalización era una de las tendencias del mundo de mayor crecimiento antes de la pandemia por coronavirus, desde el 2020, la aceleración de su desarrollo y utilización en la vida cotidiana creció más que nunca. Actualmente casi todos los aspectos de la vida cotidiana están atravesados por la mediación de lo digital, y esto generó la necesidad de que las personas se relacionen y confíen en la utilidad de las mismas.

A más de un año del inicio de la pandemia por coronavirus, muchos datos ya reflejan información plausible de ser analizadas y comenzar a trabajar en torno a nuevos hábitos de uso y consumo de las tecnologías digitales, especialmente en las personas mayores de 45 años. Las personas que tienen edad entre el rango de los 45 y 64 años, se denominan coloquialmente “boomers”.

Ahora bien, ¿cómo emergió este término y cuál es su significado?, ¿cuál es la importancia que tienen para los especialistas en marketing vinculados a las tecnologías digitales?

Del mismo modo que se cuenta con categorías como millennials y centennials para referirse a jóvenes y jóvenes adultos, la categoría "boomer" emergió para referirse a las personas nacidas entre los años 1946 y 1965. Además, este término se emplea para describir a las personas que nacieron durante el llamado baby boom, que sucedió en algunos países anglosajones después de la Segunda Guerra Mundial. A partir de allí, la categoría se popularizó y se difundió a través de los medios de comunicación en la mayoría de los países del mundo.

Hasta hace pocos años, las personas nacidas en este período estaban muy alejadas de las tecnologías digitales en comparación con las generaciones más jóvenes. Pero esa brecha en el uso entre generaciones que nacieron antes del boom de las tecnologías digitales y quienes crecieron con ellas, se está achicando cada vez más en los últimos años.

Estos cambios culturales están siendo capitalizados por los especialistas en marketing. Según un informe elaborado por el Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) elaborado en el año 2018 (1), existen dos categorías significativas que permiten comprender las diferencias generacionales, y captar más explícitamente los cambios actuales. Por un lado, se encuentra el llamado nativo digital, referido a personas que crecieron en una sociedad “multi pantalla”, y que se vincula de manera natural con las tecnologías como un elemento natural. Por otra parte, la categoría más interesante para el marketing actual, inmigrante digital, que se utiliza para referirse a las personas que crecieron antes de las tecnologías digitales y que se vincularon con ellas posteriormente.

Apuntar a al sector de personas que integran la denominación de baby boomers, cuenta con la gran ventaja de que, en relación a personas de la generación z o los llamados milennials, los primeros cuentan con un mayor poder adquisitivo e indiscutible independencia económica, razón por la cual, representan un sector de clientes con potencial de rédito económico enorme. Entre las tecnologías digitales y las personas de entre 50 y 64 años o más, puede darse entonces, una sólida relación simbiótica beneficiosa para ambos.

 

Tecnología digital, uso sin edades

Indagar en folletos y catálogos digitales no es una práctica emergente de la pandemia por coronavirus. Sin embargo, lo que sí es propio de este contexto, es la extensión del tiempo de navegación en plataformas como las de Kimbino o El Ofertero, y junto a ello, una ampliación de la franja de edades desde jóvenes hasta personas adultas mayores. Sitios Web de este tipo, ponen a disposición de los usuarios, una gran variedad de información que contribuye a que los usuarios puedan enterarse fácilmente de todas aquellas ofertas y descuentos que más les pueden interesar.

Este cambio en las edades de utilización de los sitios digitales, tiene su correlato actual en las publicidades que, otrora, no se dirigían a adultos mayores. La falta de atención a los clientes mayores a través de la publicidad digital antes de la pandemia por coronavirus es una práctica superada. Así lo indican estudios internacionales actualizados como los que elaboró la AARP (organización estadounidense sin ánimo de lucro independiente, que atiende las necesidades e intereses de las personas mayores de 50 años), que informó que desde el 2020 la mayoría de los propietarios de teléfonos inteligentes de entre 50 y 59 años, tenían hábitos de uso tales como consultar el correo electrónico, obtener direcciones, navegar por Internet y ver noticias, y más de la mitad también emplea sus teléfonos inteligentes para jugar y hacer compras online.

Dentro de esa lógica de nuevos hábitos de forma de consumo, acceder a ofertas actualizadas en un contexto de inestabilidad económica ocasionada por la pandemia, es indispensable. En esta línea, la especialista en marketing del mecionado portal de folletos en línea kimbino.mx, Kristina Cvecka, explica que han notado que sus clientes cambiaron mucho desde el inicio de este año. Los clientes en la categoría de edad 45-54 y 55-64 han crecido casi por encima del 20%, en el primer semestre del 2021.

 

Cuál es la situación en México

Este tipo de cambios y de nuevas formas de vinculación entre las tecnologías digitales y las personas mayores a 45 años, es una tendencia que venía en aumento desde algunos años del inicio de la pandemia por coronavirus. El estudio de CESOP señaló que el evidente aumento de usuarios de Internet y dispositivos tecnológicos, se debe en gran parte a la aplicación de correctas políticas públicas, o a políticas que apoyan a grupos vulnerables como pueden ser los de la tercera edad.

Uno de los grandes cambios que han acompañado estos años de digitalización, es poder incorporar cada vez más servicios realizables de manera online y, junto a ello, proponer maneras didácticas y sencillas de poder realizarlas. Tomando en cuenta la edad de los boomers, es posible comprender por qué los bancos tradicionales ofrecen plataformas digitales para realizar transacciones como por ejemplo, gestión y cobro de jubilaciones, dado que muchas personas ya en edad de jubilarse estaban iniciado trámites al momento de iniciar la pandemia por coronavirus, razón por la cual la inclusión de servicios de gestión digital, decantó en un impulso para comenzar a utilizar con mayor periodicidad las tecnologías por parte de personas mayores de 50 años.

 

Temas relacionados: