05
Sáb, Dic

AMLO da 'banderazo' a nuevo sistema de justicia laboral; se cumple con 'petición' de T-MEC, dice

Foto: Cortesía

Nacional

El presidente Andrés Manuel López Obrador dio banderazo de salida a la primera etapa del Nuevo Sistema de Justicia Laboral en ocho estados, el cual se trata de una respuesta a las demandas de los gobiernos de Donald Trump y Justin Trudeau, para que se llevara a cabo la firma del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

"Esta reforma que coincide con nuestros ideales de transformación viene también a ser una respuesta a la petición que se formuló desde Canadá y Estados Unidos como se requirió para la firma del nuevo tratado. Cuando se está negociando el nuevo tratado, uno de los elementos de las demandas principales era que se llevara a cabo la reforma laboral y que se convirtiera en realidad la justicia laboral, por eso no tuvimos ningún problema", sostuvo el mandatario.

López Obrador destacó que, si bien hubo resistencias y dudas en el proceso de la reforma laboral, al final se aprobó por consenso de los empresarios, sindicatos y partidos políticos representados en el Congreso.

Por eso –añadió- también votaron y aprobaron el nuevo tratado legisladores republicanos y demócratas.

López Obrador anunció que se comenzarán a dar los primeros pasos en ocho entidades del país y destacó que la conciliación será un diferencial del Nuevo Sistema de Justicia Laboral respecto de cómo es hoy en día un juicio.

"Es un cambio profundo estructural porque la justicia laboral va a depender del Poder Judicial, ya no es solo la participación del Ejecutivo, ahora serán los tribunales independientes del Poder Judicial los que resolverán los juicios", expuso.

Luisa María Alcalde, secretaria del Trabajo, señaló que no fue una tarea sencilla arrancar la reforma porque se "atravesó la pandemia". Sin embargo, resaltó que las modificaciones en el modelo de impartición de justicia responden al compromiso de México adquirido con los países socios de T-MEC.

"Este cambio consolida la visión que tenemos, lo consideramos fundamental y como todas las transformaciones de gran calado, entendemos que este proceso no estará libre de obstáculos pues no se trata solo de cambio de norma, sino fundamentalmente de un cambio de cultura", sostuvo.

En tanto, el gobernador de San Luis Potosí, Juan Manuel Carreras, en representación de los gobiernos estatales, señaló que el Nuevo Sistema de Justicia Laboral es fruto de una serie de reformas que dan pauta a un diseño institucional con organismos autónomos y tribunales laborales con autonomía que garantizarán la imparcialidad en la resolución de conflictos.

"Este modelo será para evitar procedimientos largos, tediosos y costosos. Estamos transitando a un sistema en donde los juicios laborales serán la excepción y conciliación la regla. Los gobiernos estatales avanzaremos hombro con hombro con su administración para hacer viable la reforma laboral en beneficio de los mexicanos", afirmó.

Eduardo Ramírez, presidente del Senado, consideró que el 1 de mayo de 2019 será una fecha que quedará registrada en la historia por la publicación de la reforma en materia sindical y la gran apuesta de esta reforma que es la conciliación, ya que se prevé que 60 por ciento de los conflictos que se susciten entre patrones y trabajadores no llegarán a juicios sino a negociación.

Arturo Zaldívar, ministro presidente de la Suprema Corte de la Nación, apuntó que por primera vez habrá jueces y juezas independientes en la impartición de justicia laboral.

"Se trata de una reforma que salda una deuda histórica en términos de acceso y transforma el paradigma en el que ésta se imparte", dijo.

Apuntó que para arrancar esta primera etapa hubo un esfuerzo institucional de implementación que consistió en capacitación de personal y coordinación en medio de la pandemia que impuso dificultades adicionales.

 

Temas relacionados: