En 1 de cada 3 sitios web de COVID, en riesgo de hackeo

Foto: Cortesía

Nacional

Un enemigo silencioso ataca tan duro como el COVID-19. No atenta contra la salud de las personas, sino contra los dispositivos, computadoras, tabletas y celulares de todas las marcas y compañías.

Un secuestro exprés, exponer los datos sensibles de la compañía, o perder en tan sólo un instante la tarjeta bancaria, sólo por pinchar uno de los 12 mil sitios web relacionados con la pandemia y que contienen un código malicioso –según datos del centro de Ciberseguridad del Tecnológico de Monterrey. De hecho, uno de cada tres sitios que fueron creados en los últimos dos meses bajo la etiqueta “coronavirus”.

La desinformación por la propagación del virus SARS-Cov-2 y un incremento del 40 por ciento en el uso de Internet detonó también la actividad criminal, que ha sido aprovechada por los ciberdelincuentes para crear sitios web que instalan software malicioso para quienes apenas comienzan a familiarizarse con sistemas de ‘home office’ o educación a distancia.

“Lo que estamos asistiendo en la crisis de la pandemia es que los ciberdelincuentes se están intentando aprovechar de una situación que ha multiplicado el volumen de consumo de Internet, de gente que depende del teletrabajo, de la tele-enseñanza”, refirió Félix Barrio, director del Centro de Ciberseguridad del Tecnológico de Monterrey.

En entrevista con El Financiero, explicó que durante la pandemia se han registrado dos fenómenos: la sostenibilidad en Internet y la falta de protocolos de las empresas para soportar altos niveles de tráfico de datos, y, por otro lado, la creación de software utilizado para el robo de datos.

Pero el problema más grande –añadió– viene de los ciberataques. Ha habido en lo particular en los últimos dos meses un incremento enorme de los atacantes: particularmente en nuevas formas de virus informáticos, así como la creación de software malicioso, que se ha creado durante la pandemia.

“Un señuelo con la etiqueta Covid-19, puede ser un correo electrónico o mensajería en redes tipo WhatsApp, que conduce a instalarte un software malicioso que puede hasta secuestrar tu dispositivo”, alertó Barrio.

 

Temas relacionados: