En riesgo, 1.2 millones de empleos en México; IP alista un plan B

Foto: Cortesía

Nacional

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que preside Carlos Salazar Lomelín, convocó este martes a una reunión con organizaciones empresariales y fundaciones sociales para apoyar a las Pequeñas y Medianas Empresas (PyMes) con el objetivo de disminuir los impactos negativos que atraviesan por la crisis económica derivada de la pandemia del coronavirus.

“En el mensaje de ayer (que dio el presidente Andrés Manuel López Obrador) nosotros esperábamos que hubiera una plan de cómo íbamos a tratar el impacto que esta teniendo sobre esas pequeñas empresas que no hubo una respuesta. La respuesta de ayer fue seguir tratando de impulsar los programas sociales que el gobierno ha tratado de implementar desde que llegó al poder y lo aplaudimos”, señaló Salazar Lomelín en una conferencia de prensa en línea.

Sin embargo, la Cámara no considera que sea suficiente las medidas anunciadas por el presidente, pues no todas las empresas viven de programas sociales. Además, no contemplan la ayuda a estas empresas pequeñas, cuyo número de empleados va de los 8 a 15  empleados, que no tienen las posibilidades de enfrentar económicamente el cierre de sus negocios en los próximos 90 días.

“Hemos calculado que de no tomar medidas, el PIB del país puede caer 7% y hay otros analistas que hablan de hasta un 10%, pero el 7% ya es grave para no ocuparnos de esto. El impacto en la pérdida de los empleaos del sector formal puede ser de entre 1 millón y 1.2 millones. Es necesario encontrar las fórmulas a partir de hoy”, agregó Lomelín.

Por ello esperan que en la reunión convocada para mañana, en la que esperan una participación de aproximadamente 1,000 personas, para lleguen a una propuesta en conjunto para apoyar a estas PyMes.

“El día de mañana llevaremos a cabo una convocatoria a todas las organizaciones empresariales de todo el país en donde trataremos de presentar las opciones que nos quedan que no es más que buscar la solidaridad y fraternidad de cada una de las cadenas de valor que van desde el sector exportador, pasando por el sector primario, sector comercial y hasta banqueros para tratar de proteger hasta donde podamos los esfuerzos que podemos hacer como sector empresarial”, explicó el presidente del CCE.

También convocaran a trabajadores organizados a través de sindicatos representantes de las diferentes industrias del país para que tengan alternativas, aún si la ayuda del gobierno,  para proteger la problemática económica que enfrenta el país.

“En vez de abandonar la tarea porque se nos cerró una puerta sigamos insistiendo siempre en el beneficio de México, seguiremos intentando en buscar soluciones para el beneficio de México, como mexicanos nos interesa la protección del empleo, la protección del salario y la protección de empresas más pequeñitas de trabajadores que pueden quedarse sin empleo estos 90 días”, puntualizó Salazar Lomelín.

Insisten en en que obedecen todo lo que propone el gobierno pero también creen que pueden ser un elemento positivo en la manera en la que puedan organizar y alinear los diferentes actores.

 

Temas relacionados: