Esto es lo que sabemos del plan que AMLO dará a conocer el domingo

Foto: Cortesía

Nacional

La pandemia del COVID-19 ha orillado al Gobierno federal a tomar medidas extraordinarias para reducir el impacto en la economía y, por lo tanto, en los bolsillos de los mexicanos.

Uso de fondos, recursos de fideicomisos, organismos públicos y banca de desarrollo, créditos, garantías y hasta, posiblemente, excedentes de operación del Banco de México (Banxico) están en el 'arsenal' que las autoridades podrían desplegar en los siguientes meses.

De acuerdo con los Precriterios de Política Económica de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), el Gobierno planea usar hasta alrededor de 140 mil millones de pesos del Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios (FEIP) para hacer frente a la contingencia.

Entre las medidas para apoyar a la economía familiar que anunciará el presidente Andrés Manuel López Obrador el próximo domingo está el uso de 12 mil 500 millones de pesos en líneas de crédito para hogares de bajos ingresos y microempresas, que padecerán de una crisis de liquidez en los siguientes dos meses, afirmó una persona con conocimiento del tema.

También ese día, el presidente habrá de anunciar que ya se tiene autorizado el plan para el sector energético, cuyo valor podría ascender a unos 35 mil millones de dólares, aseguró otra fuente del sector empresarial.

Tras el mandato para la eliminación de fideicomisos sin estructura orgánica del Gobierno federal, Hacienda usará parte de esos recursos para enfrentar la contingencia y destinarlos directamente al presupuesto de este año.

La banca de desarrollo cuenta con alrededor de 734 mil millones de pesos que se podrán usar para otorgar líneas de crédito a empresas y gobiernos locales que sufrirán reducciones importantes en sus ingresos, así como garantías para el pago de otros créditos con la banca privada, habría adelantado Hacienda a un grupo de inversionistas.

El Banco Nacional de Obras y Servicios Públicos (Banobras) cuenta con 200 mil millones de pesos; Nacional Financiera, 218 mil millones; Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext), con 50 mil millones, mientras que Sociedad Hipotecaria con otros 50 mil millones adicionales para ese fin.

Hacienda también permitirá que el IMSS y el ISSSTE utilicen sus excedentes de las reservas operativas que acumularon en la última década y que previamente no se les permitía utilizar, para afrontar la crisis de salud que se les avecina a ambas instituciones, explicó otra fuente. En total esos recursos ascenderían a 70 mil millones de pesos. El Gobierno también dará a Nafin 25 mil millones de pesos para créditos con garantía, pero pidió a esa institución que solamente ayude a los negocios más pequeños, a una tasa de 6.5 por ciento.

Con la fuerte depreciación del peso podría haber un poco de luz para el Gobierno federal, pues se podrían generar excedentes de operación del Banxico que podrían serle transferidos hacia finales de año a Hacienda para el pago de deuda y proyectos de infraestructura, exclusivamente. Hasta el momento no hay estimaciones de a cuánto podrían ascender esos excedentes o si Banxico no los requerirá para capitalizarse.

Otras de las decisiones que tomó el Gobierno federal, de acuerdo con las fuentes, es que los sectores productivos que cerrarán en México serán los mismos que en Estados Unidos, el fisco mantendrá sus esfuerzos de recaudación sin cambios y un dato políticamente interesante es que, según algunas fuentes, Marcelo Ebrard, secretario de Relaciones Exteriores, quedará como coordinador general para el manejo de la crisis, como ya ocurrió cuando se presentó la declaración de emergencia sanitaria al comenzar esta semana.

 

Temas relacionados: