24
Dom, Oct

Por: Cortesía

Nacional

La actriz Mariana Peñalva denuncia que fue violada por Andrés Roemer: ‘Mi hijo estaba a un lado de la puerta’

Mediante un video difundido en su cuenta de Facebook, Peñalva narró que acudió con su hijo a la casa de Roemer en la colonia Roma, para conversar sobre el apoyo que el diplomático le había prometido para un proyecto cinematográfico.

Luego de mostrarles la casa, fueron llevados “a un salón muy grande, como una especie de biblioteca” donde había una alfombra y unos sillones acolchonados o ‘pufs’. En un momento dado, una mujer entró y tomó de la mano a su hijo para llevarlo a otra habitación.

“A mí me sacó un poquito de onda porque no me preguntaron mi opinión” narra Peñalva, pero el escritor le comentó que así podrían platicar más tranquilos mientras su hijo jugaba. Se empezó a preocupar cuando la mujer que se llevó a su hijo cerró la puerta tras de sí: “Lo único que me tranquilizó fue escuchar la voz de mi hijo del otro lado de la puerta”.

“No supe ni en qué momento, ni de qué estábamos hablando y Andrés se me lanzó encima. No voy a dar más detalles. Yo llevaba un vestido. No me defendí, no hice nada porque por más que le decía ‘no Andrés, espérate por favor’, no parecía entender lo que es un no. Y mi hijo estaba a un lado de la puerta, entonces yo no quería que me oyera gritar o que algo me estaba pasando porque no quería que se angustiara o se preocupara. Lo más terrible es que yo no quería hacer ruido porque no quería dejar de oír su voz, porque el que más me preocupaba era él porque yo no sabía si también le iban a hacer algo”, comentó.

“No tuve ni tiempo de hacer mucho aspaviento ni de defenderme” dijo Peñalva. “Solamente me quedé en shock de lo que acababa de suceder. No podía creer que una persona con el nivel intelectual y cultural” del escritor, la hubiese atacado: “Me acuerdo que se subió el pantalón y me dijo ‘ay, lo siento mucho, estaba muy excitado’ como si yo hubiera esperado que durara más tiempo”.

La actriz dijo que se sintió “como un objeto usado” por la forma en la que Roemer manejó la situación. “En ese momento yo no me di cuenta, mi manera de tomarlo fue que seguramente había sido mi culpa porque yo debí haber enviado un mensaje que no era. No entendí nada porque yo iba con mi hijo, yo no iba buscando eso. ¿A quién se le ocurriría pensar eso cuando iba con mi hijo?, ¿qué persona piensa en sexo cuando estoy ahí con mi hijo?”, describió.

“Me paré, fui hacia la puerta y lo único que yo quería era recuperar a mi hijo, era mi única preocupación. Creo que lo único que me dio paz durante ese momento fue escuchar su voz a través de la puerta porque al menos él estaba bien”, detalló sobre aquel día, en el que no supo ni cómo llegó a su casa.

“Llegué a mi casa en la incredulidad total, me metí a la regadera y me sentía tan sucia, tan mal pero yo me culpaba a mí misma por haberme metido en esa situación”, aseguró en su mensaje, visiblemente consternada: “Durante todos estos años nunca se lo dije a nadie y me quedé con toda la culpa”.

La actriz comentó que tras el ataque, el escritor le ayudó a conseguir unas cápsulas para un programa piloto, por lo que se quedó con una sensación “de entre asco y gratitud”.

Mencionó que se encuentra fuera de México y no puede ir a la Fiscalía a presentar una denuncia, por lo que recurrió a las redes sociales para difundir su mensaje, al conocer los testimonios de decenas de mujeres que narran el mismo modus operandi. 

“No me sucedió esto por pendeja sino porque este hombre está enfermo. ¡Lo siento Andrés pero estás enfermo, no puedes hacer eso con las mujeres!”, puntualizó con lágrimas en los ojos y la voz entrecortada.

Envió su apoyo a la familia de Roemer -a su esposa, a su hija y a todos sus familiares- y ofreció disculpas por hacer el video, del que señaló no es para acusar a nadie sino para dejar testimonio de lo que vivió “para que tal vez Andrés tome conciencia de que sus actos dañan a la gente y que su manera de proceder no es digna de una persona de su inteligencia y educación”.

En el texto que acompaña al video pidió a la gente que fuera respetuosa con sus comentarios, ya que su intención no es dañar a nadie sino dar su testimonio. “Yo nunca imaginé que esto le hubiera sucedido a otras mujeres y de cierta manera, todo este tiempo estuve en la negación, a nadie le gusta aceptar la abominación de un abuso o de una vejación sexual”.

Pidió a quienes han sufrido este tipo de actos, que no se queden calladas por vergüenza o por miedo. “No es fácil salir a hablar de esto frente a mi familia y frente a tanta gente, pero lo hago para al fin cerrar esta herida y por las demás mujeres que viven esto a diario”, dijo, al tiempo que pidió hacer viral el video.

La Organización International de Policía Criminal (Interpol) giró el martes pasado una ficha roja para la búsqueda y detención del escritor y exdiplomático mexicano, Andrés Roemer.

Funcionarios federales revelaron que la ficha roja fue obtenida por la Fiscalía General de la República (FGR) a solicitud de las autoridades capitalinas, que obtuvieron orden de captura contra Roemer por el delito de violación, dieron a conocer diversos medios.

Con la obtención de la ficha roja de la Interpol, más de 190 países colaborarán para la aprehensión de Roemer acusado por la presunta comisión de delito de violación. El exembajador de México ante la UNESCO fue visto y cuestionado por un periodista en Israel.

En un video que circuló en redes sociales se escucha al periodista preguntándole a Andrés Roemer si se encontraba en Israel para escapar de las acusaciones que se le señalan en México.

 “No estoy escapando de ningún lado, lo siento (…) Vengo muy seguido… ¡No he hecho nada malo! ¡Nada! ¡Nada!”, respondió Roemer.

El 5 de mayo, la Fiscalía capitalina  giró una orden de aprehensión contra Roemer por el presunto delito de violación. México no cuenta con tratado de extradición con ese país, sólo con los acuerdos de cooperación jurídica y de asistencia.

El viernes 7 de mayo se dio a conocer una carta firmada por un grupo de mujeres y 60 colectivas feministas, quienes exhortaron al embajador de Israel en México, Zvi Tal, a que informe a su país sobre los abusos cometidos por Roemer.

La carta está firmada por Talía Margolis, Fernanda Lascurain, Mariana Flores, Ana Paula García, Melina Islas y Carmen Urquieta, quienes se describen como un grupo de mujeres unidas por la desafortunada coincidencia de haber sido víctimas de violencia sexual por parte de Roemer.

 

Temas relacionados: