Médicos y enfermeras denuncian que enfrentan COVID-19 sin cubrebocas ni guantes

Foto: Cortesía

Nacional

Además de las “insuficiencias” en los hospitales decretados como “especializados” para recibir a pacientes contagiados con coronavirus (COVID-19), los institutos y clínicas que se decretaron para “funciones mixtas” son “los más castigados en personal, recursos y en servicios de baja calidad”, advirtieron médicos especialistas, enfermeras y personal administrativo.

La Secretaría de Salud informó que en la capital del país tendrán “funciones mixtas” el Centro Médico Nacional “20 de Noviembre” del ISSSTE, el Hospital de Especialidades Médicas Centro Médico Nacional La Raza del IMSS, Hospital Infantil de México “Federico Gómez”, el Instituto Nacional de Pediatría, Hospital General Juárez de México, Hospital “Enrique Cabrera”, Hospital de Especialidades “Belisario Domínguez”, el Hospital General Tláhuac “Dra. Matilde Petra Montoya Lafragua” y los institutos de Cancerología, Cardiología, Rehabilitación y de Perinatología.

A pesar de que deberán atender a los demás pacientes ya hospitalizados por otras enfermedades, apoyarán a la pandemia con una “histórica falta de personal, de recursos médicos y en los que la calidad de servicio no es la adecuada”, declararon médicos y personal de apoyo del Centro Médico La Raza.

Aseguraron que, a dos semanas de que se realizó una manifestación para demandar insumos de protección, como respiradores N95, cubrebocas especiales, batas impermeables, gafas de seguridad, guantes, entre otros aditamentos, es la hora que no hay esos materiales, los protocolos ni la capacitación debida.

Además, Zaida Villalobos, mujer atendida de cáncer en la Fundación de Cáncer de Mamá (Fucam), denunció que en el Instituto de Cancerología “las cosas siguen como hace un mes, tendrá funciones mixtas en la epidemia del coronavirus, pero las otras más de 9 mil mujeres pacientes se quedarán desprotegidas, porque con la desaparición del Insabi, la cuota que se le daba a Fucam ahora la van a canalizar a Cancerología o al Hospital Juárez, pero sin equipos ni medicamentos”, comentó.

También, médicos residentes del Hospital de Especialidades “Belisario Domínguez” señalaron que, debido a la falta de personal que hay en el hospital para operar con normalidad, “nos es verdaderamente imposible enfrentar esta crisis sanitaria”.

En una carta, manifestaron sus inconformidades porque se les dejaron de enviar a estudiantes de posgrado, lo que significó una limitación de recursos médicos y disminución de la calidad del servicio.

Además, denunciaron falta de recursos frente a la emergencia sanitaria por coronavirus, por lo que “exigimos equipo de protección personal que se ajuste a las especificaciones de la Organización Mundial de la Salud, así como su reabastecimiento constante del mismo”.

Personal médico del Hospital General de Zona 47, en Iztapalapa, protestaron también con el cierre del Periférico Oriente en demanda de gel antibacterial, cubrebocas, guantes de látex, capacitación y protocolos para atender la contingencia del Covid-19.

Además, la semana pasada, trabajadores de la Clínica 10, en la alcaldía Benito Juárez, cerraron la Calzada de Tlalpan para exigir protocolos de atención y de suministros necesarios para desempeñarse con seguridad en esta fase de contingencia.

Desde el pasado 20 de marzo, alrededor de 200 trabajadores, entre médicos enfermeras y personal administrativo del Hospital Regional 1 "Carlos McGregor Sánchez Navarro", del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), cerraron también la avenida Xola, en la colonia Del Valle, en demanda de materiales básicos para realizar su trabajo frente a la contingencia.

 

Temas relacionados: