Pobladores de Yucatán derriban con piedras a lechuza por creer que “traía a la muerte”

Foto: Cortesía

Viral

Es increible como en pleno 2020 la gente siga teniendo ideas absurdas acerca de estos animales que lo unico que quieren es dejar de ser perseguidas y dañadas por compararseles con "brujas".

Otro caso de crueldad hacia los animales en Yucatán fue denunciado por habitantes de la comisaría de Subincancab, en Timucuy, donde apedrearon y rociaron con agua bendita a una lechuza, porque tienen la creencia de que esta ave anuncia la muerte.

Sobre este caso, la asociación Proyecto Santa María informó que recibió reportes de la agresión a una lechuza de campanario en la comisaría, la cual fue agredida con piedras, la cual luego de caer fue bañada con agua “bendita” por un grupo de habitantes de la comunidad para supuestamente protegerse.

Señala la agrupación que fueron los jóvenes de la misma localidad los que dieron aviso para que se rescatara al ave, la cual presenta graves lesiones, como fractura de pico y ala.

Los activistas manifiestan que el miedo e incertidumbre ante el escenario actual por la emergencia sanitaria y el estrés que se vive, intensifican este tipo de conductas que más allá de la maldad reflejan un tema cultural y de "autoprotección", creencias que por generaciones se han arrastrado.

De acuerdo a las leyendas mayas, cuando el xooch’ (búho o lechuza) canta, anuncia la muerte, razón por la cual es temido por varias personas en Yucatán pues su vuelo es nocturno.

Los activistas esperan que la lechuza sobreviva a sus graves lesiones y que también sirva de ejemplo de lo que no se debe hacer, pues son aves como cualquier otra, con la mala fortuna que por sus hábitos nocturnos son protagonistas de infinidad de mitos y leyendas.

Hace una semana, un tucán fue agredido en el fraccionamiento Francisco de Montejo con un rifle de perdigones, que le quitó la vida.

Incluso en lo que va de la pandemia, en Yucatán se ha incrementado la caza furtiva de especies en peligro de extinción, como pumas y venados, así como casos de maltrato animal como la muerte de un tucán en el Fracc. Francisco de Montejo, que motivó a que el Gobierno del Estado interpusiera una denuncia ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa).

Ahora que lo sabes, cuando encuentres una, no la dañes o trates de agarrarla, lo mejor es dejarlas seguir su camino.

 

Temas relacionados: